blog

Crónica de la WordCamp Bilbao 2018

wcbilbao2018Se está nublando en Bilbao. No, no es una metáfora, podría porque hasta eso, días soleados y buena temperatura, ha salido bien en la WordCamp Bilbao de este año.

Era mi primera visita a un evento de la comunidad bilbaína y la experiencia no ha podido ser mejor, localización, actividades previas, charlas, comida, community day y sobretodo el encuentro con antiguos amigos y muchos que ya lo son. Volviendo para casa el domingo comentaba con Remkus lo importante que un montón de líneas de texto son en mi vida, tanto la profesional como la personal, cómo una herramienta tiene un calado tan hondo en tanta gente.

Al turrón con el resumen, el viernes por la tarde me recogía el bueno de Mauricio para pasar la tarde por Bilbao y ver de cerca cómo trabaja una estrella de YouTube haciendo vídeos de viajes (no, en serio, son #lahostia) y de ahí incorporarnos a la ruta turística y pintxo pote con muchos de los participantes en la WordCamp. Éxito de crítica y público.

El sábado arrancaba con fuerza, Ibon hablando de su viaje personal y Growth Hacking con Andoni Martín. Después del café Álvaro Gómez dejando las cosas claras con respecto a Gutenberg, Mauricio Gelves explicando sus claves para ser un freelance en el mundo WordPress y Ana Cirujano llevándonos de la mano en su proceso de desarrollo de una web.

La tarde volvía a venir cargada, WooCommerce con Oscar Abad, claves para el éxito profesional con Fernando Puente, cómo comunicarte con tus clientes con Saray Ortiz y afrontar proyectos heredados con Tomás Sierra.

Para el resto de las ponencias tendré que esperar a que los vídeos lleguen a WordPress.tv aunque el comentario generalizado es que el nivel fue al menos tan alto como el de las conferencias a las que yo atendí.

(Actualización: aquí están todos los videos de la WCBilbao2018 ya disponibles)

WCBilbao

Muchas gracias a la organización y los voluntarios que se pegaron una paliza importante para que todo saliera bien.

Lo que pasó en la afterparty, como en Las Vegas, se quedó en la afterparty. Para la próxima os venís.

El community day, animado y movido lo resumió muy bien Remkus en un solo tweet.

Por hacer algo nuevo, comenzamos a subtitular algún video de WordPress.tv, una tarea donde no hay mucho avance aún y que creo que podría ser importante para las comunidades y los ponentes que no dan las charlas en inglés.

Y ahí terminó todo por este año. Una WordCamp más, una comunidad más, una pegatina más a la tapa del portátil, nuevos amigos y muchos recuerdos.

Nos vemos en Belgrado.

WordCamp Jakarta 2017

Hace ahora tres semanas que acababa de volver a Shanghai después de la primera WordCamp fuera de europa a la que me acercaba y la experiencia no pudo ser más completa. El año pasado me quede con las ganas de ir a Bali para la WordCamp Denpasar 2016 y todo lo que me contaron fue tan positivo que este año ni una duda, que Rocio estuviera entre los ponentes fue ya la guinda del pastel.

El jueves a medianoche llegaba a Jakarta y por las horas intempestivas me libraba de uno de los traficos más densos del planeta, en solo media hora el taxi me dejaba en el hotel del evento, un hotel moderno en una zona industrial con unas instalaciones perfectas para acogernos a los alrededor de 300 participantes.

El viernes por la mañana tuve la oportunidad de pasar parte del día con la gente de Automattic y Human Made que allí estaban y compartir cómo trabajan equipos distribuidos por el mundo de empresas tan punteras. Ya por la tarde el hotel se empezó a llenar de participantes y gente de la comunidad WordPress de Indonesia con la que pasamos la tarde/noche en un muy buen ambiente.

Wapuu Ondel-Ondel
Wapuu Ondel-Ondel

WordCamp Jakarta 2017

El sábado 4 por la mañana empezábamos como es tradicional, mucha gente alrededor de la mesa de registro, camisetas con Wapuus, pegatinas, chapas y café, mucho café durante todo el día durante las charlas y en medio de conversaciones con developers locales, extranjeros que trabajan en indonesia y nómadas digitales que por allí se habían asomado.

Los dos tracks se habían separado en charlas puramente técnicas y otras sobre creación de contenido, comunidad, social media o experiencias personales. Nivel muy alto en algunos ponentes, muy diverso y hasta el ponente más joven, 11 años, que recordamos en una WordCamp. La lista completa de ponentes está en la web de la WordCamp Jakarta y los vídeos espero que pronto en WordPress.tv

WordCamp Jakarta 2017

Como no puede ser de otra forma la jornada terminó con after party, música y buen ambiente.

Norte de Vietnam

Y volvimos a caer.

La solución Vietnam para las vacaciones chinas siempre es bien recibida, esta vez el plan era más ambicioso en cuanto a kilómetros con a la mochila a la espalda.

Hanoi >> Pagoda perfumada >> Sa Pa

La capital de un país suele se un resumen del mismo, Hanoi es así, densa, caótica, ruidosa y muy interesante. Si en Ho Chi Mihn City decíamos que se notaba la influencia colonial europea, en Hanoi la influencia china es palpable.

Llegamos un sábado noche y sin mucha suerte: avión con retraso, problemas con el visado y una maleta perdida, bingo! pero el domingo compensó los problemas.

Los domingos en Hanoi el tráfico alrededor del lago se corta completamente y el centro de la ciudad se convierte en un parque gigante con música en directo, bicicletas y gente por todas partes. A medida que te alejas del centro el tráfico vuelve y el ruido de los scooters vuelve en cuanto llegas a la ópera de Hanoi.

Al atardecer la cosa cambia, vuelve el tráfico, las callejuelas se iluminan y las avenidas se oscurecen, bares y restaurantes se adueñan de las aceras y cada esquina tiene siempre a la vista un sitio donde pedir Pho o Banh Mi, junto al café las tres especialidades de Hanoi.

Viajar a la Pagoda Perfumada tiene su misterio, en temporada baja local el viaje en autobus desde Hanoi dura más de 2 horas para recorrer pocos km entre el infernal tráfico de la capital Vietnamita. A la llegada a destino hay que saltar en unas canoas para 4-5 personas donde una amable vietnamita remará alrededor de 1 hora para finalmente llegar al puerto donde el parque de la Pagoda Perfumada empieza.

Camino a la Pagoda Perfumada

Durante los festivales que allí se celebran al entorno de la pagoda pueden peregrinar a diario decenas de miles de personas pero nosotros nos encontramos con una imagen poco común en el sudeste asiático, áreas vacias y caminos apenas transitados.
Para llegar desde la margen del rio hasta la parte alta de montaña hay dos opciones, tomar el teleférico o seguir los caminos. Visto lo interesante de seguir caminos vacios nos decantamos por la segunda opción y bajar después en el teleférico descansando de la paliza.

Una vez arriba la Pagoda es en realidad una profunda cueva con cientos de escalones e iluminada por lamparas de aceite y velas, generosamente decorada como es tradicional.

A Sa Pa cuesta llegar. Es una localidad del norte de Vietnam, montañosa y con una escasa población pero cientos de maravillosas rutas de senderismo alrededor de los arrozales en las laderas de las montañas. El turismo se ha convertido en una fuente de recusos alternativos muy importante para las familias y pocas son las que no han adaptado partes de sus casas para aceptar visitantes por las noches, dar comidas o refugio.

La forma más común de llegar es en el tren nocturno desde Hanoi, un tren viejo y lento de compartimentos de 4 camas y donde la suerte decide si te duermes como un bebe o te asas, congelas o te pasas la noche matando bichos. Viajad preparados para todas estas posibilidades.

El tren te deja en Lao Cai y desde allí nosotros tomamos un autobus hasta el punto de encuentro. Nuestro plan incluia una ruta de 2 días de senderismo y una noche con una familia en medio de la ruta.
Los caminos son muy numerosos y es facil confundirse por lo que se suele recomendar caminar con guia, estas suelen ser mujeres de la zona que conocen todo a la perfección y que acompañan a grupos durante todos los días de la ruta.

Sa Pa

Después de todo el día recorriendo caminos y con paisajes que quitan el aire, llegamos a la casa de una familia que nos recibió con comida tradicional caliente, cerveza fria y colchones con mosquiteras para el grupo de 8 que llevabamos todo el día pateando. A la mañana desayuno y vuelva a ponernos en marcha para, por otra ruta distinta, volver al punto de inicio.

Trás algo más de 48h volviamos al tren nocturno destino a Hanoi para cerrar el viaje.