WordCamp Zaragoza 2019

Cuando ya ha pasado justo una semana desde que volví de Zaragoza por fin saco tiempo y ganas para ponerme a escribir sobre WordCamp Zaragoza 2019, la primera del año y si está va a marcar la ruta a seguir para las siguientes va a ser un buen año.

El evento zaragozano volvió a la senda clásica de día de charlas en sábado y día de comunidad en domingo pero con la costumbre ya cogida de llegar, al menos, un día antes para poder pasar un día de calentamiento conociendo a la comunidad local, echando una mano si es necesario y con muchos de los que ya son amigos el viernes se fue volando.

En un entorno ámplio y bien equipado para un evento de más de 300 personas, el edificio Etopia, a eso de las 8:30 comenzaba una jornada maratoniana para los asistentes, ni que decir para organizadores y voluntarios a los que el reparto en 3 plantas de las salas seguro que les ha ayudado a superar con facilidad los 8000 pasos de rigor.

En esta ocasión la realización y edición de los vídeos la llevaban a cabo Julio, Fernan y Pablo a los que me ofrecí a echar una mano y con ello de paso aprender algo más sobre grabación / edición de vídeo que siempre viene bien.

El trabajo de estos tres profesionales y el de todo el equipo de voluntarios de españa queda patente porque en un par de días ya estaban todos los vídeos editados y publicados en WordPress.tv para alegria y alborzo de todo el mundo, ya sea para ver las charlas que coincidian en hora con las que vistéis en persona o si estabáis en casa para que no duela tanto no haber asistido.

Yo voy a recomendar especialmente las charlas de Mauricio Gelves y la de Fernando Puente pero hay cerca de 30 y de mucho nivel.

Durante todo el día la intendencia del evento, en manos de organización y voluntarios, fue sencillamente perfecta. Muchas gracias por el esfuerzo a todos y un abrazo especial a Priscilla y Alejandro a los que ya conocía de antes y me abrieron las puertas de la comunidad Zaragozana.

Costumbre es ya sacar la cámara (Sony Nex 6 con un objetivo manual 1.7 para los aficionados) y sin prisas ir robando momentos en el evento, esta vez mucho sospechoso habitual que ya no me evita =D …

… mientras te vas encontrando con amigos que ya lo eran y con otros con los que no habías podido pararte antes a pesar de haber coincidido mil veces en otros eventos, eh? Dani

WCZGZ 2019
Vaya banda y todos en fila…

De la AfterParty se dice que se vive y comenta en persona pero lo que allí pasa, allí se queda.

Para el dómingo quedó el día de comunidad, creo que sigo prefiriendo la opción de adelantarlo al viernes pero no cabe duda de que este fue un éxito por la cantidad de gente y el ambiente tan bueno que se respiraba. Aunque el wifi no colaboró la mañana fue productiva.

Con todo esto en la mochila se pusó camino por delante para volver a Valladolid y yo, que no pensaba ir a Las Palmas, durante el viaje-tertulia con Julio y Fernan me fui viniendo arriba y ahora ya con la entrada y los vuelos comprados estoy organizando todo para en apenas 4 días salir para Canarias.

Nos vemos en Las Palmas.

2018. Burn in Hell.

Así sin muchas sutilezas.

Este post puede contener trazas de incongruencias, momentos moñas, de falta de nexos y hasta fallos de raccord. Lo llevo escribiendo 9 meses en mi cabeza y a trozos en el blog, este post es para mi solo pero es posible que hasta lo publique y por eso aviso.

Mierda! ahora qué hago.

Yo, en marzo

Cosechar fresas

No literalmente.

Cuando tienes mucho tiempo pero no tienes fuerza, planes o ganas las paredes se te pueden caer encima. El juego creado por Eric Barone es de esas actividades que te llevan de la mano, te ayudan a relajarte y te dejan siempre un poco mejor de como empezaste.
Stardew Valley es un juego indie que tiene pinta de ser un triste simulador de granja con apariencia 16bit pero es mucho, mucho más. El trabajo puesto en este proyecto tiene una intrahistoria apabullante y el propio desarrollo del juego te guia durante horas y horas. No soy el primero en contar cómo este juego les ha ayudado a superar malos momentos y no creo que sea el último.

Sin orden ni concierto

En junio no sabía cómo contarlo pero quería soltar algo de presión y me salió esto: vuelta a empezar

Han pasado 6 meses desde entonces y 9 desde que todo se torció. Todos lo que me conocéis bien sabéis qué pasó y al resto os da un poco igual pero el que quiera saberlo que pregunte, no soy persona de secretos.

Los cambios de este nivel tienen un coste complejo de presupuestar en tantos aspectos que literalmente he llegado a pensar en poner todas las ideas en una hoja de cálculo y tratar de medir el impacto pero esa visión de conjunto me asusta un poco y lo he dejado al territorio de la memoria que tira de mecanismos de defensa porque, para bien o para mal, mirar a los ojos de este año es duro y las navidades es un contexto que no ayuda. Algún día hablaremos de cómo estas fechas son una especie de juego de suma cero con la alegria, tristeza y salud mental de la gente.

Por partes

Marzo de 2018, dramatización

He tardado un buen rato en repasar la línea temporal para tener todo claro porque no te levantas de algo así y sigues por la vida tras sacudirte el polvo. Hasta agosto estuve dando vueltas tratando de encontrar el camino de vuelta a la vida real y sin vergüenza alguna pidiendo ayuda a todo el mundo a mi alrededor. Mucha gente me ha ayudado, muchos me han sorprendido y muy pocos me han decepcionado, si algo he sabido hacer en mi vida es rodearme de buena gente, pocas veces me he equivocado.

En esos meses cada capítulo tiene nombre de momento, persona o lugar, muchos son claros y públicos, otros son tristes y otros tan privados que los guardo solo en mi memoria. No quiero olvidarme de nadie y que me perdone si pasa pero Xiaoyu, Michael y Kseniya en Shanghai; mis padres, Zara y Laura en Valladolid; Ruben y Ceci en Madrid; Álvaro en Bilbao; Julia en Graz; Verena y Jelena en Viena; Petra en Kramsach; Phillip y Laura en Munich; los dollies, Marija, Tamara, Mau, Anda, Sveta… en Belgrado; Oscar y Maria en Barcelona; Rafa y Moi en Sevilla; David, Mario y Javi en la Crónica, es la ruta de gente y lugares que me dieron el tiempo y el cobijo para volver a andar.

Un techo, una mochila y un escenario distinto

Con una idea ya en la cabeza empiezas a juntar piezas y añadí un techo, de vuelta en Valladolid después de 10 años. No solo la cercanía a casa y familia, la geografia y la facilidad de esta ciudad ayudan mucho a tener tiempo para pensar pero aún no podía estar quieto más de 3 semanas.

Agosto en Budapest y Transilvania para reencontrame con Ozgür, un amigo de esos a los que ves 1 vez cada 3 años y es como si no pasara el tiempo. Para plantarle cara a la soledad y con Anda y Alex, Sabin y Paula y el Smida Jazz de fondo para terminar de reencontrar paz interior estando perdido por el este de europa.

Ganarás el pan…

Esto era lo único que tenía claro desde el principio, me habian explicado que esto era un problema conmigo pero ni era verdad, ni era justo, ni iba a tardar mucho en demostrar que otra cosa no pero la confianza en salir adelante se me caía de los bolsillos.

Lo profesional y lo personal se me ha ido cruzando durante los años por mi forma de ser y salvo en un caso que todavía no acabo de entender del todo siempre para bien. La comunidad de WordPress empezó siendo un grupo útil para resolver problemas laborales y ha acabado siendo parte de mi nucleo más cercano y en momentos dificiles siempre están ahí: Álvaro, Rafa, Fran, Ignacio, Rocio, Joan, Isis, José son ya parte de mi día a día.

Este año, además, la terapia de WordCamps ha sido de shock, me ha ayudado como pocos y no puedo tener más que palabras buenas para la comunidad WordPress española y europea. Por el blog andan los resumenes de Bilbao, Europa, Sevilla, Barcelona y Granada y lo importante que es la gente que allí encuentras: Ana, Angel, Dani, Guille, Mau, Ibon, Pablo, Sveta, Carole, Mayo, Anastasios, Remkus… y muchos otros que se me olvidan. Muchas gracias!

Además he podido encontrarme con la comunidad WordPress de mi propia ciudad, una espina que tenía clavada desde hace muchos años y que empieza a cicatrizar.

Y lo mejor llegó al final, después de tantos años la oportunidad y la casualidad aparecen y nació GIGA4 como lo que es hoy en día, mi mejor noticia de 2018 y el proyecto más bonito para 2019.

Nuevo plan

Superar los 61000Km que he hecho este año va a ser dificil pero esta claro que un nuevo plan está por llegar, con todo lo aprendido, todo lo sufrido y todo lo disfrutado este año lo encaro más ligero que nunca, he aprendido que las cosas importantes en tu vida deberían poder entrar en una mochila pequeña porque casi todo lo importante no pesa, lo puedes almacenar en 0 y 1 o no puedes llevartelo.

2019 lo tienes muy fácil

No me decepciones.

What emerges is a subtle reminder that even the most beautiful experiences end, but this is reason for celebration rather than lamentation, for we have been made richer, larger, and more alive for having had them at all.

BrainPickings reseñando Door de JiHyeon Lee

WordCamp Granada, eh?… noniná

WCGranada logo

TL;DR: Éxito de público y crítica. Las WordCamps españolas no defraudan y la comunidad cada vez es más madura, critica, constructiva y al mismo tiempo amable, colaboradora y divertida.

Al turrón…

Un semana antes de está primera WCGranada me eché la mochila a la espalda para pasar 10 días trabajando y ayudando en lo que pudiera con la comunidad local. Se trataba de descargar de curro a Fran Torres, organizador lider del evento y uno de mis socios en GIGA4, para que todo saliera lo mejor posible.

Durante los siguientes días lo único fijo era la falta de sueño, ya fuera por compromisos o porque nos gusta la chufla más que a un tonto una tiza, hemos alargado los días bastante y a eso ha colaborado mucha gente que aquí no nombro xD

Como crónicas metódicas y sesudas de WCGranada hay muchas, os recomiendo leerlas ahí en el enlace que hay gente que escribe mejor que yo y si asististe y no has escrito aún, recuerda que una WordCamp no acaba hasta que escribes sobre ella. Yo me voy a dedicar a dar las gracias y a repasar momentos más personales.

Una Meetup de calentamiento

Cosas de llevar mucho en esto es que te conocen y te lian y Rocio, que no tiene suficientes charcos en el mundo para saltar, me lió para organizar una meetup que sirviera de arranque para la WordCamp. Por allí se acercaron muchos viejos conocidos, sospechosos habituales, nuevos delincuentes y hasta algún descuidado novato que salió ya convertido y abducido.

No enlazo a nadie con esos adjetivos porque ellos ya saben en qué epíteto encajan mejor, <3

Día de Comunidad

Empieza a quedar claro que el día de comunidad antes del día de charlas es una buena idea, la gente llega fresca, sin la resaca de la after party y los nuevos asistentes se atreven más y sufren menos sindrome del impostor a la hora de acercarse.

Una vez más me puse en la mesa de WordPress TV, esta vez acompañado del incombustible Pablo Moratinos y a la que se unió por primera vez, esperemos de muchas, Fede Padilla. La tarde no fue muy fructifera en cantidad de vídeos subidos pero si en experiencia y networking.

El resto de las mesas, con menos dependencia de un wifi rápido, fueron mucho más eficientes y sacaron adelante no solo mucho trabajo sino tambén un montón de nuevos miembros para la comunidad española.

Galería aparte se va a llevar Fran Torres durante el resumen de las mesas de trabajo:

A la 6ª has conseguido mirar a la persona que habla!

Cena de voluntarios, ponentes y patrocinadores a la luz de La Alhambra

La Alhambra


Con este marco incomparable de fondo nos tenían previsto agasajar a todo ese pelotón de personas que hacen posible la intendencia de una WordCamp y que me aspen si lo hicieron. Al calor de vino de la Ribera del Duero (saben cómo tenerme contento) estuvimos buena parte de la noche saltando de conversación en conversación con Dani, Ángel, Piccia, Sveta, Ignacio, Rocio, Rafa, Moi, Ana, Mariano, Ibón, José Luís, Raúl, Guille, Paco, Juan, Pablo… que me perdonen a los que me dejo por ahí porque es imposible nombrar a todo el mundo.

Lo gordo, el día de charlas y talleres…

… empezó como muchos otros: madrugón para los voluntarios, registro, camisetas, pegatinas, chapas y una charla de presentación … ah! y el show de Fran Torres en la charla de apertura:

Especulamos Fran y yo durante días si esto se traduciría en la Fran Torres Rule, una norma de la fundación WordPress para evitar una escalada en las charlas de apertura que acabara con coros y el circo del sol pero me temo que la batalla no tiene sentido, Fran no tiene vergüenza alguna y siempre os va a ganar. Ni lo intentéis.  

A mis compañeros voluntarios:

Ser voluntario en una WordCamp significa muchas cosas según tus tareas, nuestro Jefazo Ángel se pegó un currazo para tenernos siempre organizados y darnos huecos para poder disfrutar también del evento. Siempre con una sonrisa… bueno… no siempre pero casi.

Es un cliché pero en este caso se cumple, todo el equipo ha estado siempre al pie del cañón y con una sonrisa, ahí va mi agradecimiento para todos: Cálix, Fran, Lolo, Sacra, Cecilia, Antonio, Rosa, Zacarias, Svetlana, José Luís, Rafa, Moi, Elena, Dani, Amal, Jesús, Nilo, Anabel, Sonia, Luciana, Cristina, Charo, Marco, Angel, Berni, Aurora, Guillermo, Dani, David y Antonio. (avisadme si me dejo a alguien, por $deity)

Voluntarios WCGranada 2018
Voluntarios WCGranada 2018 – Foto: Marco A. Cerón

De las charlas voy a contar poco porque no pude ver mucho, Ana Cirujano nos trajo un tema muy molón, Tellado metió miedo con Gutenberg pero Vidania rebajo la tensión. Casares se calzó unas J’hayber New Olimpo para volver a los 80, David sudo tinta pero estuvo útil y claro y Pablo volvió a dar una lección de ritmo danto una charla.

Todas y muchas más estarán dentro de poco en WordPress TV.

After Party

No party like WordCamp AfterParty

Yo

Lo que pasa en una AfterParty se queda en la AfterParty

Yo, (haber venido…)

He visto a Ibon tomarse una cerveza

Yo 😱

El domingo

Como es costumbre el domingo después de una WordCamp todo el mundo luce su cuerpo escombro pero los más valientes se echaron a las calles para una actividad de turismo-networking-comunidad que fue un éxito y a la que me debería dar vergüenza no haber ido pero… Podéis ver todo lo que pasó en las crónicas de la gente que allí estuvo y en el twitter de WCGranada.

Yo aparecí al final de la aventura para lo fácil, tomar cañas y liar a unos cuantos para ir a tomar café de verdad. Lo bueno es que a Sveta y Mike no hubo que apretarles mucho y trás varios días sin cafe de morro fino por fin pudimos catar algo adecuado. Se nos unieron Fran Torres y Ángel que no nos juzgaban porque nos quieren y todos tenemos vicios.

Café
Café de Valladolid en Granada. Cosas veredes, sancho.

Campana y se acabó…

Los 10 días que me pasé en Granada alrededor de este evento han sido intensos, divertidos, cansados, interesantes… voy a ver si me queda una lista apañada de momentos que recordar:

  • Los 10 días en casa de Fran currando para ayudar a sacar WCGranada adelante y mantener GIGA4 funcionando han sido muy divertidos. moltes gràcies soci
  • Conocer a las famosas gallinas de Angel
  • Saber antes que nadie de la existencia de LA CANCIÓN y no poder contarlo
  • Volver a encontrarme con Inés
  • Hacer de anfitrión de una meetup a 800km de casa y pasarmelo en grande
  • Hacer un parche (literal xD ) para Gutemnberg
  • Pasar mucho tiempo con dos grandes tipos como Dani y Guille
  • Volver a juntar a un buen cacho de los Dolly(s) que tan importantes son para mi
  • Trollear a Ana Cirujano <3. Esto solo lo podemos hacer unos pocos, vosotros no
  • Conocer a José Luís Losada y aprovechando que estabamos haciendo buheros pegarnos una charleta que os debería dar envidia
  • Conocer a Priscilla y Diego que me han puesto ya el hype alto para WCZaragoza
  • Echar el rato hablando de fotos, vídeo, WP, internet, comunidad… con Nilo o Pablo Moratinos que son dos grandes de esto
  • La paella que estaba muy buena
  • Salir a tapear por Granada con una digital nomad de verdad como Sveta
  • Volver a encontrarme con Anastasios, highly opinionated greek
  • La fuente de chocolate de la AfterParty
  • Ver como la diversidad de las WordCamps sigue creciendo
  • Escribir más de 1200 palabras cuando iba a hacer algo corto pero te lias a probar con Gutenberg, ves que el mundo no se va a acabar y hasta acabas encontrando un bug.

Y ahora…

Después de #WCGranada

Nos vemos en WordCamp Zaragoza